Eco Ginecología

La ecotomografía o ecografía, conocida también como ultrasonografía o ecosonografía, es un procedimiento de diagnóstico que emplea el ultrasonido para crear imágenes bidimensionales o tridimensionales.

Mediante la utilización de un pequeño instrumento llamado “transductor”, se emiten ondas de ultrasonido, las cuales se transmiten hacia el área del cuerpo que se quiere estudiar. El transductor recoge el eco de las ondas sonoras y una computadora convierte este eco en una imagen que aparece en la pantalla.

Al someterse a un examen de ecotomografía, el paciente suele recostarse sobre una camilla, mientras el médico mueve el transductor sobre la parte del cuerpo a examinar. Antes es preciso colocar un gel sobre la piel para la correcta transmisión de los ultrasonidos. Las ecotomografías no son invasivas, ya que a diferencia las radiografías, no se utiliza radiación nuclear.

La ecografía ginecológica es una técnica de exploración no invasiva que, mediante ultrasonidos, nos permite visualizar los genitales internos de la mujer.

Se puede realizar por diferentes vías, siendo las más frecuentes la vaginal y la abdominal.

En la actualidad la mayoría de las ecografías se realizan vía vaginal, introduciendo un pequeño transductor en la vagina, ya que con ésta las imágenes de los ovarios y el útero son más grandes y claras que con la abdominal, al situarse la sonda más cerca de los tejidos.

La vía abdominal queda indicada sólo para mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales o en casos especiales que no se puedan valorar correctamente por vía vaginal.

La ecografía ginecológica juega un papel fundamental en detección precoz de cualquier tipo de alteración ginecológica, y muy en especial de algunos tipos de cáncer como el de ovario.• Ecotomografía transvaginal• Ecotomografía obstétrica